10.12.13

Vuelvo en llamas, igual que me fui.
Vuelvo deprisa y despacio, con los ojos abiertos y cerrados.
Con mi herida, con la cura, con noches y lunas y pies descalzos.
Vuelvo.
Tal vez para quedarme.
Tal vez para poder decir adios.