1.11.12

Te has ido

Igual que se va el humo.
Lento, dejando un rastro caliente y pegajoso.
Igual que un dolor desaparece.
Dejando una mezcla de alivio y temor...por si vuelve.
Igual que las heridas.
Dejando esa marca perdurable, esa escritura en la piel que no deja lugar al olvido.

1 comentario:

Noctiluca dijo...

llevas razón. ojalá el olvido fuese un acto voluntario

un abrazo