24.2.12

Cortando por lo sano
Arrancando la raíz
Reinventandome

Y si, esta vez te lo cuento a TI, que vienes a tocar el cristal tras el que me escondo...

1 comentario:

Elchiado dijo...

todos lo necesitamos alguna vez;
o al menos yo sí, muchas veces. ahora, por ejemplo, no estaría mal intentarlo en vez de sentarme a escribir.

me alegra mucho saber que estás ahí, tan sólo detrás de un cristal. vierte tu aliento sobre él, que se forme vaho, contacta con la punta de tu índice y dibuja una sonrisa: la tuya, la que tengo ahora en los labios.

cuídate y espera tu tiempo. y sonríe ahora. verás que también hay primaveras en medio del invierno más triste.

un beso y un abrazo y gracias (por permitirme saber que existes)

Javi