24.10.11

Hoy podrías venir
Me encontrarías descalza, entornada, con los ojos cerrados y las yemas de los dedos hechas terciopelo.
Me encontrarías silencio y piel esperando una caricia.
Sin nada mas que este yo tras las gotas de lluvia que compiten por deslizarse por los cristales.
Hoy podrías venir y desanudarme los brazos, desnudarme el alma.
Hoy podrías.
Prendo un cigarro. El humo...y nada mas.
Mañana subiré a mis tacones y continuare. El camino no termina. El camino donde va?

2 comentarios:

Elchiado dijo...

para qué sirve un camino cuando todo está oscuro... prefiero el campo abierto, un mar sin balizas ni límites, el desierto entero delante de mis pies y la posibilidad, o no, de encontrar un oasis secreto y perdido donde calmar mi sed y olvidar las heridas

Ada dijo...

Va donde tú quieras que vaya...