5.5.11

Re-vuelta

Porque no sé seguir sin escribir-lo.

Porque escribo como una puerta abierta, como una terapia, como un clavo ardiendo al que me agarro con los dientes.

Porque me duele el pensamiento de tanto estar en silencio. Porque estoy cansada de gritar.

Porque si y porque no.

Porque la culpa es de el pincel y la sonrisa, y los lápices de colores, y vivir y ELLA.

Y porque no sé estar sin contar.

3 comentarios:

Hawae dijo...

He leido durante largos minutos laborales, cuando debia estar levantando España...pero me imantaban tus frases...sigue en Escritura Automática. Gracias.

Elchiado dijo...

eres tú o descambio los antibióticos que me están taladrando el estómago?

besos, por si acaso
y alegría de re-leerte

suspiros dijo...

No he encontrado mejor escape que las letras, los puntos y las comas que aunqeu a veces se queden cortos son capaces de plasmar en una hoja vieja de libreta, en una pantalla de computadora o simplemente en la tierra, todo aquello que grita el alma y en su desgarro nadie la escucha.