22.10.10

Veintidos

Viento, hastío.
Me aburro porque aquí todo está en calma. Me aburro porque ni la piel erizada, ni el fuego encendido, ni los cinco sentidos.
Me aburro del frio, de los tacones para no correr, del mundo invisible.
Y solo soy yo a media jornada, y solo soy yo disfrazada. Y qué falta de pasión. Y qué ausencia de todo.
Veintidós, y después veintitrés y después… todo en orden, todo en fila. Todo el caos identificado, metido en cajitas a presión.
Vamos a ver si hacemos algo por estas brasas y este orden y este silencio. Vamos a romperlo un poco… solo por ver qué pasa.

3.10.10

Me fui volando, se me volaron los ojos y la voz.
Me trajo de vuelta una palabra o dos.
Estoy que me evaporo, me vuelvo invisible.
He estado navegando por unos sueños equivocados, he vuelto...con una bala entre los dientes.