3.9.10

Para ti, siempre, besos sin cuchillo.
Porque me prendes el sol por las mañanas y me dejas una lucecita encendida en la oscuridad.
Para mi. Que cuento contigo los días que nos quedan para ver el amanecer agarradas de la mano.
Por nosotras que sabemos correr y reírnos, y hacer nidos para que te acurruques justo aquí, cerquita de mi corazón.
Besos sin cuchillo.
Siempre.

5 comentarios:

El condón de Aquiles dijo...

Su blog me da sal(do)

Elchiado dijo...

Esta noche no puedo dormir. Me escuecen los labios. Tengo la cabeza en otro lugar que no es el de siempre. Y en la oscuridad me ha parecido distinguir el leve resplandor metálico de cierta hoja muy afilada. Y entonces, me ha sorprendido mi propia voz apuñalando al silencio, que decía: "sí, dime, dime, ¿dejarás que te bese una vez más sin temor de herirme o que te hiera?..."

febe dijo...

Eres un poeta...

Elchiado dijo...

...sólo cuando no puedo dormir.


(Ya sabes)... sin cuchillo.

mujerpez dijo...

Me gustó mucho lo que leí,me enseñaste q no se debe dejar de creer en los besos sin cuchillo.....el miedo corrompe...un saludo ¡