21.6.10

Y vamos quemando etapas.
Hoy cenicienta prepara la horma de un zapato mayor. Yo miro, aplaudo y siento un ligero cosquilleo.
El reloj corre demasiado deprisa.
Avanzamos agarradas de la mano mi princesa y yo.
Mi corazón es un coche de carreras.

No hay comentarios: