1.6.10




1 comentario:

Elchiado dijo...

A estas horas ya no me queda nada de curiosidad...
me atrevo a decir que hasta la ignorancia andará dormida...

ahora, me temo que estamos solos: el gato,
yo
y un cuchillo a la misma distancia de los dos...

Te escribo unos besos (ya, ya... sin cuchillo)