21.12.09

El año se va, y hecho el recuento, me alegro de haber pasado por él.
Casi al final, S vuelve, y como siempre parece un día de fiesta. Le echaba de menos, y a su mar, y sus rarezas, y su frio, y a Huelva… Volveremos a vernos y a juntar esa pareja de copas que una vez dividimos. Eso espero.
En lo demás, hago un aviso, una declaración de intenciones.
No más propósitos de año nuevo, no mas viajes al lado oscuro. Ya no creo en las promesas ni en las buenas intenciones, de las puertas que cerré en mi lado la llave se ha perdido. No existen puentes, no creo en los reencuentros ni en los lobos transformados en cordero.
Estoy en guerra, estoy vigilante. Y así voy a seguir, este año, y el que viene, y todos los que queden.
Para que ella pueda creer sin que le arranquen el corazón de cuajo.

No hay comentarios: