12.6.09

En este estado de sitio no queda sitio para el terror. En este sitio, de hecho no has estado ni me has visto.
En este estado de sitio no hay toque de queda, ni queda resquicio para la duda.
En este estado estoy como si nunca hubieses sido. Y si, nunca has estado, ni has sido, ni me has conocido, ni falta que te ha hecho, ni una decima de segundo has querido.
En este silencio no cabe duda, ni puñales ni espadas.
En este punto de partida sin mas meta que el infinito, resto el resto para quedar limpia.
Qué más da si alguna vez siquiera me recuerdas. Qué más da si nunca tuvimos un lugar, ni siquiera un espacio. Que más da ya la asfixia y los raptos, que mas dan aquellos puños apretados y mi botella de ron. Que mas da una batalla. Qué más da, en este estado de sitio, en este sitio, en este olvido absurdo de lo que nunca ha existido.

No hay comentarios: