28.1.09

Hola,
He resucitado ahora que me laten dos corazones en el pecho. Fué fácil, desde el mismo momento en el que fabriqué mi motor, el significado de cada palabra que mi boca construye.
Ya te he olvidado. Tu hueco ya no duele.
Ahora tan solo te temo. Y eso, te prometo, me mantiene despierta, vigilando.
Te temo. No estoy asustada. Tengo uñas y dientes y dos corazones.
Soy otra. Ahora ya no me conoces.

No hay comentarios: