8.12.06

En-criptado

No sabes decir nada, y ante eso, solo queda pensar en quién está en lo cierto.
Ella no te conoce, porque no has querido ni saludar, yo no te siento, ni me puedo sentar a esperar.
Sólo te ví correr y luchar con espada por unos ojos azules.
No esperamos que lo hagas por nosotras que tenemos una caja llena de ojos de cristal.

No hay comentarios: