17.11.06

Ni tú ni yo. Ya nada encaja, ya nada parece música, ni siquiera promesas aunque pudieran ser falsas. Hablamos tan solo palabras al revés, frases dichas hacia adentro que nadie puede escuchar, y mucho menos tú y yo.
Tan solo queda ya un nudo a oscuras en mi interior entre tu y yo, un espacio dorado y diminuto que nos enlaza a la fuerza, como la amarra al barco que anhela derivas.
Ya no somos rama, nunca lo fuimos, pero ni tan solo brotes que puedan generar intuiciones.
Estar lejos es estar lejos, no existe otro nombre, no existen artificios que ahora puedan ocultarlo.
Habría que pensarlo. Ya no somos, ahora eres, ahora soy; y nuestro diamante en el centro de ese agujero que alimentamos por las noches.

No hay comentarios: