16.10.06

Caminos separados. Porque ya no quiero seguir escuchando mentiras ni fantasías.
Puedo asumir el dolor, el olvido y la desidia. Nunca pude asumir la mentira.
Cuando tu dices “no hay mas” yo debería creerte, pero las ventanas me muestran otra realidad. Y yo no acepto ser segunda opción, pieza de repuesto, títere de feria, artículo desechable.
Por eso, hoy, me voy. Con tranquilidad. Sabiéndote ubicado, organizado, rehecho, cómodo y acompañado.
Ahora me toca a mi rellenar los huecos y tapar los agujeros por los que se cuelan las termitas, las hormigas asesinas. (de eso sabemos los dos).
Las cosas (algunas, las que no importan, supongo), se terminan. Y yo ya terminé de esperar y escuchar cosas a medias. Te deseo toda la suerte y las mejores elecciones, sé que sabes lo que quieres, así que todo está mas que bien.
Esto no es una despedida, no me queda nada que decir, ni tan siquiera adiós. Eso ya lo dije hace no mucho.
Sois sin mas, sin que otra cosa importe.
Ahora yo, ahora nosotras.

No hay comentarios: