7.10.06

598 gramos.

Fue una de aquellas raras noches en que aún quedaban estrellas. La luna abrió sus piernas y ahora tu vas a llegar hecha de los retazos de quienes fuimos, construyendo lo que vamos a ser.

No hay comentarios: