8.3.06

La otra cara de la moneda

Está difuminada al final de un túnel que temo atravesar. La otra cara de la moneda quizás no exista, y la moneda siempre se quede de canto, como desafiando las reglas.
La otra cara de la moneda puede ser una cara golpeada, o un puño cerrado o un jarro de agua fría.
Sé lo que no será la otra cara de la moneda; ni el lado oculto de la luna, ni el reverso de mis sueños.

No hay comentarios: