23.2.06

Y finalmente una mañana despiertas y encuentras un muro frente a ti; las paredes chorrean notas recordatorias del olvido que se va gestando poco a poco, el rechazo golpea de un lado a otro de los muros como una pelota de goma fuera de control.
De pronto una mañana despiertas y descubres la diferencia entre amar y todo lo demás. Tan solo el amor trae caricias espontáneas, tan solo el amor acerca, sin mas pretexto que querer ser otro y en otro. El resto son espirales que conducen a los mismos ningunos lugares…

No hay comentarios: