24.12.06

Antes del inventario y la tormenta

Desde un mes de agosto de 2003 hasta aquí han sido muchos kilómetros, muchas ilusiones, mucho dolor, mucho encuentro y otras tantas despedidas.
Ya ni nos parecemos a aquellos que fuimos una noche bajo el cielo de Madrid, sentados en la azotea de una habitación diminuta.
Siento perder. Siento que pierdas. Siento todo lo que fue y lo que nunca llegó a ser, siento lo que se ha ido, y este sabor amargo de que nada haya sido ni parecido a lo que pareció.
Me duele decir adiós, pero si hay que decirlo, lo digo, porque ya aprendí de qué lado se cierran las puertas.
Ahora voy a desdoblarme. Por eso, gracias.

15.12.06

Las cosas frágiles antes o despues terminan por romperse.
Las cosas que ya se rompieron y se pegaron a la fuerza, no duran demasiado.
Yo tengo dos corazones. Uno no se va a romper... mientras yo pueda evitarlo.

8.12.06

En-criptado

No sabes decir nada, y ante eso, solo queda pensar en quién está en lo cierto.
Ella no te conoce, porque no has querido ni saludar, yo no te siento, ni me puedo sentar a esperar.
Sólo te ví correr y luchar con espada por unos ojos azules.
No esperamos que lo hagas por nosotras que tenemos una caja llena de ojos de cristal.

24.11.06

Fue mi intención hacerte reir y atesorar pequeños silencios robados. Nunca pretendí herirte, pero si lo hago, no me lo tengas en cuenta; son ojos que no ven, y los mios hace un buen rato que ya se borraron a fuerza de mirar horizontes.
Tal vez quede alguien que se pregunte quién soy yo. Mientras tú dices saberlo todo porque me has visto mirar el mar y rodar desde mi lado de la cama presentándote batalla, porque sabes de mi café frio y sin azúcar, de mis temores en las noches a oscuras, porque conoces ese insomnio que me asalta y mis ganas de pelea en ese estilo tan del centro de aquí.
Pero nunca me has visto acariciarte el pelo, o darte un beso cuando estabas enfermo, nunca me has visto cocinar para ti algo que te gustara, o deshacer la yema de mis dedos para tocarte con mas suavidad, no has visto mi abrazo ni mi calor; porque tus ojos siempre estaban orientados en otra dirección.
Así que no me conoces. Nunca me has visto. Qué mas da si ahora me marcho, apenas si compartimos algún recuerdo.

17.11.06

Ni tú ni yo. Ya nada encaja, ya nada parece música, ni siquiera promesas aunque pudieran ser falsas. Hablamos tan solo palabras al revés, frases dichas hacia adentro que nadie puede escuchar, y mucho menos tú y yo.
Tan solo queda ya un nudo a oscuras en mi interior entre tu y yo, un espacio dorado y diminuto que nos enlaza a la fuerza, como la amarra al barco que anhela derivas.
Ya no somos rama, nunca lo fuimos, pero ni tan solo brotes que puedan generar intuiciones.
Estar lejos es estar lejos, no existe otro nombre, no existen artificios que ahora puedan ocultarlo.
Habría que pensarlo. Ya no somos, ahora eres, ahora soy; y nuestro diamante en el centro de ese agujero que alimentamos por las noches.

2.11.06

1+1

...Y que a mi me dejen tranquila. No me hace falta tanta compañía, ni tantas noticias, ni tanto océano.

24.10.06

No te parece un poco absurdo? Todo este gran “sin”, a la fuerza . Sin tazas de café, sin mate, sin miradas (a penas recuerdo tu cara), a veces sin ganas (tal vez por inercia o por obligación), sin tiempo, sin esperanzas, sin…
Empiezan a faltar los recuerdos, cuando nada se comparte nada queda, y de eso ya empieza a hacer mucho tiempo.
No te parece absurdo?
A mi si. Escribirte no es hablar, y mucho menos mirarte, sin resquicios de espontaneidad, de realidad.
Ciber-somos, que es como no ser en absoluto.
No te resulta absurdo? Incluso ajeno. A mi si. La mayor parte de las veces en que “hablamos”, no sé quién está del otro lado.
Nos hemos ido. Porqué empeñarse en seguir quedándose…

16.10.06

Caminos separados. Porque ya no quiero seguir escuchando mentiras ni fantasías.
Puedo asumir el dolor, el olvido y la desidia. Nunca pude asumir la mentira.
Cuando tu dices “no hay mas” yo debería creerte, pero las ventanas me muestran otra realidad. Y yo no acepto ser segunda opción, pieza de repuesto, títere de feria, artículo desechable.
Por eso, hoy, me voy. Con tranquilidad. Sabiéndote ubicado, organizado, rehecho, cómodo y acompañado.
Ahora me toca a mi rellenar los huecos y tapar los agujeros por los que se cuelan las termitas, las hormigas asesinas. (de eso sabemos los dos).
Las cosas (algunas, las que no importan, supongo), se terminan. Y yo ya terminé de esperar y escuchar cosas a medias. Te deseo toda la suerte y las mejores elecciones, sé que sabes lo que quieres, así que todo está mas que bien.
Esto no es una despedida, no me queda nada que decir, ni tan siquiera adiós. Eso ya lo dije hace no mucho.
Sois sin mas, sin que otra cosa importe.
Ahora yo, ahora nosotras.

7.10.06

598 gramos.

Fue una de aquellas raras noches en que aún quedaban estrellas. La luna abrió sus piernas y ahora tu vas a llegar hecha de los retazos de quienes fuimos, construyendo lo que vamos a ser.

30.9.06

Dicen los toreros:
"Buena suerte, compañeros",
y no es tan fácil como decir solamente adiós.
Hasta luego, amor.
Hasta luego, nuevo amor.
Es tan redonda la ciudad que nos caemos los dos,
y eso no estaba en los planes de ninguno de los dos.
Y eso no estaba en tus planes;
me pides paciencia, te pido perdón.
Una sola vez, amor, estuve contra el paredón,
y fue difícil como decir solamente adiós.
Buena suerte a los dos.
Buena suerte, nuevo amor.
Es tan ciega la ciudad que no nos vemos tú y yo,
y eso no estaba en los planes de ninguno de los dos.
y eso no estaba en tus planes;
me pides pacencia, te pido perdón.

(Buena Suerte. Los Rodriguez)

29.9.06

DOS POR UNO

Del temor y la esperanza a la nausea, sin puentes de paso, sin advertencias, en una sola bofetada.
El tiempo se esfuma. Las palabras... tambien.

25.9.06

Que no te diga palabras, que solo pueda tener intervalos de silencios, tampoco quiere decir nada, nada mas de lo que te digo sin tocarte, de lo que siempre te dije.
Me reconstruyo, me cuestiono, me reinvento. Y espero.
Sabes que no estas solo aunque quieras pensar que lo estás; y sabes que hay quien te espera; al menos ella, quizás las dos. Pero yo antes debo sobrevivir al temor.
A veces todo lo que dices suena ambiguo. Yo solo quiero la verdad, el desnudo, lo que no deba tener explicación.
Te quiero en carne viva o no te quiero.
Que hacemos tu y yo tan lejos y tan silenciados?
Qué hicimos siempre tan lejos?

18.9.06

sacame de aquí
no me dejes solo
o todo el mundo está loco
o Dios es sordo

DICEN QUE SI CONTINUAS
A ALGUN LUGAR LLEGARAS

...

(de "sacame de aquí" Bunbury)

12.9.06

Yo no lo sé

Y qué pasa con las palabras gastadas? Y qué sucede si ya no sucede nada, si nada es nuevo, si nada pareció lo que no era.
Y qué con la incertidumbre y la ceguera, con los sueños rotos, con las mentiras, con las no verdades por no empeorar las cosas.
Y qué pasa cuando uno ya no está dispuesto, cuando uno tiene un cristal antibalas, cuando uno está tan cansado que ni cansarse puede, que no busca reposo, que no huye, que no puede escuchar.
Y qué pasa con las noches que pasé a tu lado, sin estar por ser algo oculto, y qué pasa con todo eso que anhelabas y que se me agarró como una zarpa en la nuca, y qué pasa con todo lo que ví sin ver, con todo lo que sabes que sé porque siempre lo he intuido.

No me marcho pero estoy mutando, y mi tren se va, lo mismo que los aviones vuelan implacables sin mirar en el saco de su conciencia, sin pensar en las soledades de detrás de la puerta de embarque. No sé si sabes que algunas madrugadas creo que hay cosas imposibles, porque una caricia no puede darse a través de un cable de teléfono, porque ya nunca podremos tener aquello que no nos dimos.
Tal vez los días hayan caducado. La historia se teje con otro nombre, con distintas esperanzas. Tal vez sea demasiado tarde desde hace demasiado tiempo.

Y qué pasaría si no te espero por mas tiempo porque te di mi reloj y cerré las ventanas. Ella si, ella te espera como tú cuentas sus días, en esa misma medida. Mientras, yo soy su medio de transporte, su casa, el cordón que os unirá, el fin del principio de otra historia. Todo eso. Nada más que eso.

2.9.06

-AINHOA-

Princesa de las muñecas, reina de este planeta
Tesoro del Atlántico, mujer completa.
Princesa de las muñecas, reina de este planeta
La perla del Pacífico, mujer completa.
Baby Blues,
Ternura, dulzura
Babyblues,
Tu calma me cura,
Babyblues,
Belleza tan pura,
Babyblues,
Promesa futura,
Babyblues,
Tu llanto me tortura.
Mancuerna de ámbar, arete clavado en mi cuerpo
Pura vida, eres tú, emperatriz de la América del Sur,
Pura vida eres tú, ya nunca cantaré blues.
Pedazo de mi alma, me arrebataste el corazón
Cómo vivo si tú guardas mis latidos.
Babyblues,
Ternura y dulzura,
Babyblues,
Tu calma me cura,
Babyblues,
Belleza tan pura,
Babyblues,
Promesa futura,
Babyblues,
Tu llanto me tortura.
Este amor no es un juego.

(Baby Blues de Andrea echevarri)

30.8.06

tras...

Nueve bolsas de basura y la mayor parte de mi pasado en otro lugar lejos de mi. Comenzar nunca es fácil, pero quedarse ciego a veces ayuda.
Nueve bolsas de basura y silencio por las esquinas de cada cuarto de la casa.
Rehacerse, reinventarse, volver a uno mismo, en silencio, girando despacio la llave, con todo el interior vacío. Querer construir, sobrevivir.
Toca tejer el olvido. Mientras espero, quizás haya que vivir de amnesia.
Nueve bolsas de basura, desprendida de los pasos que ya pisé; el tramo fácil del camino.
Ahora hay que desprenderse de este dolor agarrado a mis músculos como una hiedra persistente que crece desde el corazón hasta la cabeza.

15.8.06

ciber-basura

Volver por la red me deja de piedra (debo de estar haciéndome vieja).
Descubro pseudo-intelectuales que basan su postura en renegar hasta de sus propios escritos si hace falta, amargados rabiosos cagándose en la mano que de noche les acaricia (espero que al menos esa mano no haya pasado por jabón antes de la caricia), y rameras- poetisas que piensan que tener actitud es igual a mostrar las tetas o el culo (cuando no las dos cosas).

Creo que en este mundo sobran computadoras, o conexiones a Internet. Me alegra que al menos quede la opción de elegir lo que se mira; aunque la primera impresión ya te la has llevado, aunque no vuelvas…

14.8.06

A R R E P E N T I D A

De lamentarme y de mirar por los ojos de otra/s persona/s como si fuesen mios, como si estuvieran abiertos. Arrepentida de lamentarme si yo sola me lo busco, si tan solo yo tengo la culpa.

Quiero diferencia. Ya no quiero mas.
Quieres que tenga actitud? Muy bien, pero no te lamentes si te doy una patada donde mas duele cada vez que no me digas la verdad.
No estoy ciega. Ahora veo cada vez con mas claridad y yo sola, aquí, soy la mayoría, porque llevo adentro otra persona con la mano alzada. Porque tengo intoxicación amniótica y eso me hace abrir los ojos de par en par.

He vuelto, y tengo (tenemos) ganas de pelea.

15.4.06

No existo.
Duermo cada noche con un hombre que no está aquí, en una cama que no ocupamos, en una casa de nadie, en una ciudad que no está en el mapa.
No existo, nadie mas conoce mi nombre.
Después de este tiempo entre tiempos, nadie volverá a saber de mi.

13.4.06

Resuenan truenos como tambores de procesión. Incansables. Resuenan.
Él no sabe desengancharse, él no puede borrar nada mas que no sea yo. Yo no soy mas que resta a estas alturas del viaje a ningún lugar.
No puedo olvidar las frases que se han ido olvidando, los propósitos, los “quiero” dichos en la distancia. Las esperanzas son niños muertos en una cuneta del camino. La decepción crece.
El no sabe mirar hacia aquí. Yo ya no tengo mas preguntas y estoy a un paso de cortarme las manos. Definitivamente.

23.3.06

Las runas dicen que hay que romper, que hay que terminar.
No voy a llorar.
Algo acaba.
Supongo que quieres... supongo que lo sabes.

15.3.06

“El tiempo no cura nada
el tiempo no es un doctor”
bunbury.


Menos que menos que menos. Así. Ni mas ni menos. Te lo cuento a ti, que no me escuchas ahora, porque sé que no lo vas a entender, o si, que se yo. Pero a mi me hace quedarme mas tranquila.
Esto se acaba, esto se termina; voy camino del mismo borde del mar, en dirección a la orilla, toda llena de agua salada, pero no pienses que pienso ahogarme.
Ya toca cerrar la puerta, hacer el equipaje; así que cada día voy guardando algo en la maleta, una cosita, no mas; pero sé que voy a completarlo, y ese día va a ser el punto y final de este todo por nada que anda secándome las entrañas.
El otro día estabas tan ausente que ya te habías ido, y tu eco no logró parecer ni siquiera la sombra de una mentira. Justo ahí fue que se derrumbó el tejado, justo fue ahí que comprendí todo lo que nunca he aprendido a ver, todo lo que tenía prendido a los párpados y no quería descubrir.
No sé si agradecerte el esfuerzo, no sé si escurrir la humillación como quien seca gotitas de agua con una toalla, no sé si terminar de un solo portazo.
No estoy, no vayas a buscarme por ahora, porque estoy tan abajo, que ni se me ocurre el camino de subida. No estoy, me esfuerzo por no estar, por aprender a no acercarme, por decidir no quererte, por arrancarme todo este olor a ti que me eriza la piel hasta abrirme jirones.
Aprendí el final del camino de una sola bofetada.
Supongo que el pasado fue inventado. Mal inicio para la palabra futuro.
Mejor me marcho de este lugar. Mejor te olvido. Mejor.

8.3.06

La otra cara de la moneda

Está difuminada al final de un túnel que temo atravesar. La otra cara de la moneda quizás no exista, y la moneda siempre se quede de canto, como desafiando las reglas.
La otra cara de la moneda puede ser una cara golpeada, o un puño cerrado o un jarro de agua fría.
Sé lo que no será la otra cara de la moneda; ni el lado oculto de la luna, ni el reverso de mis sueños.

24.2.06

Hacerlo.
Hacerlo todo y mal.
Decir las palabras al revés, lanzar las palabras equivocadas, pronunciar aquello que hiere.
Pisar, destrozar todo lo que encuentro a mi paso, mirarte a los ojos y sacártelos con una cuchara. Presionar, destruir, derruir, olvidar, abandonar, aburrir, desperdiciar, tirar. Lanzar besos con un lanzagranadas, acariciar con lanzallamas, calcinar.
Errar.
Hacerlo todo y mal.
Ser un agujero negro.

23.2.06

Y finalmente una mañana despiertas y encuentras un muro frente a ti; las paredes chorrean notas recordatorias del olvido que se va gestando poco a poco, el rechazo golpea de un lado a otro de los muros como una pelota de goma fuera de control.
De pronto una mañana despiertas y descubres la diferencia entre amar y todo lo demás. Tan solo el amor trae caricias espontáneas, tan solo el amor acerca, sin mas pretexto que querer ser otro y en otro. El resto son espirales que conducen a los mismos ningunos lugares…

16.2.06

Tratar de alcanzar aquello que se nos niega, tratar de olvidar la marca del diamante sobre el cristal, tratar de quedarse quieto cuando todo gira alrededor.
Quedarse en el intento.
Oir sin escuchar lo que no debe escucharse.
Deslizarse por el contorno de una piel ajena.
No atesorar pronombres ni adjetivos posesivos.
Porque el amor no existe, solo existen las pistolas cargadas.

5.2.06

Silencio.
Silenciador de disparos lanzados de madrugada.
Silencio para tu piel, para oler tu cuerpo, para resumir esto que siento.
Silencio aquello que aun no te puedo contar. Silencio esta felicidad por temor a que no sea cierta, a que sea un espejo dibujado en la pared.
Observo.
Espero
Deseo…

29.1.06

Aqui todo bien, afuera llueve.

Me mantengo en la sombra, con una sola pregunta enganchada a los labios, como el anzuelo en la boca del pez. Aún no te diré nada que pueda revelarme.
Me alimento de observar, pero he perdido la facultad de sacar conclusiones. La cabeza no me gira en torno a nada, ni la nada me lame la suela de los zapatos; estoy en calma, en la cama, en la almena de observar el suelo abierto bajo los minutos que se deslizan suaves.
No sé confiarme, a eso tendrás que ayudarme, si es que quieres. De momento cada “puedo” que me abres dándome licencia para entrar, es el “quiero” que doy por bueno y no definitivo.
Temo a la marcha atrás de tus besos, y al freno de mano de mi corazón, a deslizarme por caminos cerrados para mi.
Me siento enredada en terciopelo, con las manos llenas de imanes, con un nombre escrito en el alma que no quiero susurrar.
Quiero arder, poder quedarme a tu lado. No quiero arder, soy una hoguera silenciada.

24.1.06

Por primera vez no huye mi cabeza de tu hombro cuando llego con deshoras prendidas con alfileres.
Por primera vez me siento tan dócil como un lobo a la hora de la siesta, y me aparco a un costado de tu piel sin el dolor de meter a presión mis sueños por el ojo de tu cerradura.
Por primera vez comprendo que para andar, el primer paso no es soñar con unos pies.
Por primera vez sé que decir no, no es negarse a la evidencia, ni fingir sombras o destellos.
Por primera vez, señor juez, no tengo mas preguntas.
Por primera vez, siempre tuya tan efímera. Por primera vez nunca ni jamás, aunque sea la última vez de todas las primeras.

21.1.06

Comprendo a los locos. En esos interminables momentos en que esperas algo que debe suceder, pero nada ocurre; los comprendo.

16.1.06

LU_nes

Jugar a esconderse o esconder que se juega; no es lo mismo, eso es evidente, pero a falta de opciones siempre queda imaginar algún camino alternativo.
No me convence eso de estar llena de preguntas, que luego se me agarran a las sienes como la hiedra en la roca, y termino toda llena de fango.
Intuyo una semana difícil, llena de si y de no, a partes iguales, enfrentados a ambos lados de mi cerebro. Y quien puede ayudarme no va a hacerlo, no están las cosas como para pedir socorro; así que este campeonato de boxeo me lo voy a jugar yo sola y sin guantes.
Creo que con la distancia las palabras pierden intensidad antes de llegar a los oídos, pero me anima la idea de saber como cierto que, para bien o para mal, estoy llegando al final de las palabras que LE escribo. Luego vendrá la garganta o el silencio, no conozco mas opciones.
Ya no quiero seguir mirando a los aviones, imaginarme la bodega de equipajes; ya no quiero preguntar la distancia, la altitud, la velocidad... Siempre vuelan demasiado deprisa, y si no vuelan, el tiempo si.
Ya veremos. Creo que si, creo que no.

14.1.06

Nada literario y/o poetico.

Debajo de mi ventana hay una máquina de aire acondicionado que alguien con el cerebro hueco olvidó apagar antes de marcharse; así que mi fin de semana está a punto de ser lo mas parecido a "la vida sobre el motor de un avión".
En vista de que no podré dormir, me voy, a pasar la noche en la calle. Opción B que anula la opción A de "trate de dormitar como si fuera en un vuelo trasatlántico, pero sin volar".

Chau chau. Igual y nos vemos cuando apaguen ese p_ _ o motor.

9.1.06

Hombre sin nombre

He estado pensando, lo he estado pensando.
Todos tenemos una vida personal, una vida privada, es nuestra, y el juego está en compartirla, en permitir que alguien entre, o salga, o se quede.
Pero a veces no se tiene permiso, a veces la puerta se cierra y por mucho que se finja, por muchas ventanas abiertas, la puerta tiene un candado enorme, y no se puede pasar.
Y yo, sin derecho a ninguno de tus días presentes, sin derecho a ninguno de tus días futuros, incluso sin derecho a decir tu nombre en alto, me pregunto porqué me dibujas como si tuviese pasaporte para ocupar tus horas.
Alguna vez me pregunté adonde van los besos que se desean y no se dan. Ahora ya lo sé; simplemente no existen. Igualmente, no nos engañemos, yo en tu vida no existo.
Y si, antes de que me lo preguntes como tantas veces me preguntas, este post habla de ti.

8.1.06

A veces lo mas sencillo es caer... Todo se ve desde otro prisma. Y es la añoranza lo que te confunde. Y el veneno.
Veneno del bueno.
A veces, sin ti, cada intento parece un simulacro. Otras veces parece una puerta que quiere abrirse.
Aún así quisiera la respuesta. Es algo que no puedo evitar...

2.1.06

Mantengase a la espera

Ya no salgo a cazar mariposas, ni cierro las persianas cuando va a apagarse el sol.
Me piden que cambie de estatura, que pique mas alto, que piense despacio, que eche a correr, que me doctore en paciencia, y que ponga de saldo las lágrimas que recaudé un mediodía de otoño que se presentó vagabundo, que me enseñó a mantenerme despierta debajo de los puentes que dan a las aceras.
Ya no me abrigo cuando hablo contigo, con la piel de acero y las ramificaciones de tus cuerdas vocales a flor de vena. Ahora me desnudo sola, y duermo en el centro de una cama vacía, arrojada al vacío de noches sin luna y sueños de insomnio y papel de fumar.
Invento que quiero estar envenenada, aunque me sangren los labios cuando me lanzan besos; y no creo en el diccionario, mejor las interrogaciones y los escalones que las estaciones vacías de noche, que los aviones varados a un lado del continente, que las puertas cerradas de par en par.
Por mucho que llueva no uso paraguas, ni creo en promesas, ni espero sentada, ni uso las gafas de mirar de cerca, prefiero el tacto de esta fingida ceguera que invita a las puntas de mis dedos a mirar de soslayo lo que no puedo alcanzar.
Puede que no exista el abrigo que me quite el frío, y que mis cuerdas vocales estén mal templadas para decir las palabras que quieres escuchar; que mi cabeza no quiera entender lo que dices cuando todo lo dices, por miedo a crear esperanzas que se evaporen al llegar el hielo; que vuelva por donde vine, cansada de pisar mis pasos; pero sé que este callejón está preparando una salida.
Ningún lunes es capaz de durar una semana, tengo un sábado a la tarde para compartir.