26.12.05

2005 vs 2006

Sentir y sentirse. Aunque sea mal. Eso me digo para mantenerme viva y alerta. Juego a suponer que lo que viene va a ser mas y mejor.
Tengo tendencia a ser montaña rusa, a mirar al sur, a perder el norte, los puntos de referencia.
El año se marcha y se lleva todo aquello que perdí, aquello que nunca más volveré a recuperar. El año se marcha teñido de sentimientos confusos, de despedidas repetidas, de rayos que se empeñaron en caer en el mismo lugar, de niños perdidos en un agujero negro, de lágrimas negras y rojas, de promesas olvidadas, de juguetes rotos.
Lo que viene no es mas que una hoja en blanco, lo cual es algo de esperanza, también vienen escalones y dudas. Lo que viene va marcado con aquello que quiero olvidar; no mucho mas por el momento.
Y como despedida quisiera romper el hechizo:
* si no puedo nombrarte, para qué quiero tu nombre.
* si no me vas a querer no digas que me quieres.
* si te acercas para abrazarme, no me hagas daño, acércate y permíteme cerrar los ojos.
* defiéndeme para que pueda protegerte.

Veremos después qué es lo que viene.

No hay comentarios: