10.11.05

No me hagas daño

En algún momento de inconsciencia me dejé convencer, quise creer y me adormecí arrullada por pensamientos de terciopelo. En algún momento me descuidé.
Pero esta tarde de pronto despierto y me doy cuenta de que tan solo yo sé la verdad de todas las mentiras, que solo yo soy ese pozo ciego donde alguien se creyó con derecho a tirar los despojos de jirones que le iban sobrando.
Quiero que sepas que lo sé. Quiero que sepas que estoy sacando brillo a mi coraza. Quiero que sepas que tengo el firme convencimiento de que esta vez no habrá ningún truco de magia que me sorprenda.
Hoy me he acordado de que estoy rota en pedazos muy pequeños, hoy me he acordado de mi nombre arrastrado por el muelle de levante.
Hoy me he acordado de todo lo que no se me puede olvidar, nadie queda impasible cuando asiste a su propio asesinato. A nadie se le olvida haber sido cristal en unas manos de diamante.

No hay comentarios: