12.11.05

Hoy me siento viva porque si, hoy siento fuego en la herida que me dejó aquel tatuaje de piel que arranqué una noche de luna.
Hoy los volcanes despiden lava por las ventanas cerradas, llenando todo de cristales, de presagios indescifrables.
Hoy me como la luna, hoy salgo a respirar esta ciudad incandescente. Atrás dejo los huecos que sorteo en las noches, atrás dejo los cuartos tristes de pensiones vacías, las estaciones solitarias.
Mis tacones repican canciones aún no creadas.
Estoy por-venir.
Hoy siento que estoy a punto de nacer, desnuda, palpitante, llena de fuego.

No hay comentarios: