29.11.05

Quise decirte que...

...Yo no quiero estar en guerra contra la memoria y el diccionario. Quiero una lengua que lama mis heridas, sin mas idioma que los gestos que dibujan días nuevos, nuevas interrogaciones.
Que contra todo pronóstico, contra toda explicación, parece que se abriera un hueco por donde se cuela tu nombre, que las aceras se secan, que los trenes llegan a su destino.
Y entonces siento que mis dedos dibujan tu sombra como no queriendo, y en las fotos todo parece el presagio de que algo te estuviera esperando.

24.11.05

No lloraste, es más, parecía que estábamos contando chistes.
-Tengo una sorpresa- transformaste tu historia en un trocito microscópico de palabras, terminaste diciendo que ya tocaba que te dieran un palo, y nos echamos a reír.
Hace poco un chico cayó al suelo, recibió un gran golpe, se levantó y se rió; después una hemorragia interna le mató sin que nadie se diera cuenta.
Puede que hubiera sido mejor si hubieses vomitado, porque al día siguiente tenías sangre en los ojos y no se te daba bien encender luces; así que te paseaste cerca de mí casi a oscuras y sin abrir la boca. Nunca ha sido fácil apostar fuerte y perderlo todo, sobre todo si estás de puntillas; nunca ha sido nuestro fuerte dejar cosas atrás, y tu ahora lo has hecho y te has quedado un poco sola, así que será mejor que no contemos más chistes.

22.11.05

Lady blue

Hoy voy a empezar
hoy es el comienzo del final
el cocodrilo astronauta soy
en orbita lunar
Y ahora todo es mejor
la lluvia de asteroides ya pasó
y no fue para tanto
y desde aqui
Todo es insignificante
nada es tan preocupante
y el espacio es un lugar tan vacio
siempre
Lady , lady blue
sin control sin direccion
la luz se fue
a donde voy
No volveras a ver
la mirada triste
del chico que observaba el infinito
Llamando a la estacion
perdemos combustible
y la tripulacion
se quiere despedir desde aqui
Dejo esta grabacion
a falta de algo mejor
la soledad es un lugar tan vacio
siempre
Lady , lady blue
sin control sin direccion
la luz se fue
a donde voy
Desde hoy
no temas nada
no hace falta ya
todo se fue con el huracan
nada queda
de las vueltas que el tiempo nos dio
todo se fue con el huracán.

(Bunbury)

20.11.05

El primer adios

Mas lejos imposible.
Las esperanzas se me caen como una casa en ruinas, se me derrumban las ganas de seguir creyendo en ti. Los castillos de arena tan solo son barro tras un golpe de agua salada.
Mi nuca es nido de punzadas ardientes, mis huesos son el envoltorio de un hueco que ya nada podrá llenar. Tan solo resiste un indicio de vos, ese que ahora ya conoces y no aprenderás a nombrar. Soy un edificio en llamas, con un solo inquilino, soy todo lo que no has querido, y ya no estoy de saldo, ya no me regalo, ya no…
Me llené las manos con las últimas caricias que me quedaban, y el pecho con los últimos latidos, solo por esperarte, solo por creerte una vez más. La última.
Ahora ya es el pasado, los continentes siguen a la deriva, te voy a olvidar por mucho que me duela. Los aviones, a pesar de todo, no saben volar. El olvido está hecho del material de tus mentiras y el sonido de mis besos.
Te quise como a nadie, tendré que olvidarte como nunca…

19.11.05

Nada de nada

Tantos errores.
Tanta desesperación.
Tantas mentiras...

Nunca debí confiar a ciegas...

El mundo se destruye. Supongo que para despues rearmarse... Sin vos...

17.11.05

Casi

El día circula sin frenos, a toda velocidad, y no quiere detenerse aquí.
Me agarro con fuerza al borde de las horas y veo pasar por mi lado miles de estrellas, cientos de cosas que apenas puedo rozar.
Hay alguien a quien no puedo nombrar; quizás por eso su nombre me chorree por la piel, se me escurra por entre los pliegues del cuerpo igual que hace la luna por mi pelo. Alguien a quien no puedo poseer no puede aceptar el regalo de mis labios en las tardes de silencio tras los cristales.
Y mientras hay carreteras que se cruzan. Puntos equidistantes que van a parar al borde mismo de una interrogación.
El horizonte se vuelve comestible, el miedo es un objeto cotidiano. Mis dedos a ratos quieren ser rama, o terciopelo, o respuesta silenciosa.
Me coloco las botas, guardo las pistolas y los cuchillos.
Preparados - listos…

...YA

Y salgo disparada como un meteorito desterrado, detrás de los aviones, sin saber si aún se acordarán de cómo volar…

12.11.05

Hoy me siento viva porque si, hoy siento fuego en la herida que me dejó aquel tatuaje de piel que arranqué una noche de luna.
Hoy los volcanes despiden lava por las ventanas cerradas, llenando todo de cristales, de presagios indescifrables.
Hoy me como la luna, hoy salgo a respirar esta ciudad incandescente. Atrás dejo los huecos que sorteo en las noches, atrás dejo los cuartos tristes de pensiones vacías, las estaciones solitarias.
Mis tacones repican canciones aún no creadas.
Estoy por-venir.
Hoy siento que estoy a punto de nacer, desnuda, palpitante, llena de fuego.

11.11.05

Algunas veces

Algunas veces te presiento como si te llevara debajo de la piel, y desearía estar mas cerca, a la distancia precisa para que lo supieras…
Algunas veces soy tan tuya que casi te nombro con un “mi” delante de cualquier sustantivo.
Algunas veces no podría decirte qué es esto, algunas veces no quiero, la mayoría de las veces…No…
Algunas veces me olvido del nombre de cada cosa y te extraño, simplemente te extraño como si te hubiesen amputado de mi costado, como si la herida causada por la separación aún estuviese fresca.
Algunas veces se me olvida que vos nunca…
Algunas veces se me olvida que yo no debo quererte de este modo…

10.11.05

No me hagas daño

En algún momento de inconsciencia me dejé convencer, quise creer y me adormecí arrullada por pensamientos de terciopelo. En algún momento me descuidé.
Pero esta tarde de pronto despierto y me doy cuenta de que tan solo yo sé la verdad de todas las mentiras, que solo yo soy ese pozo ciego donde alguien se creyó con derecho a tirar los despojos de jirones que le iban sobrando.
Quiero que sepas que lo sé. Quiero que sepas que estoy sacando brillo a mi coraza. Quiero que sepas que tengo el firme convencimiento de que esta vez no habrá ningún truco de magia que me sorprenda.
Hoy me he acordado de que estoy rota en pedazos muy pequeños, hoy me he acordado de mi nombre arrastrado por el muelle de levante.
Hoy me he acordado de todo lo que no se me puede olvidar, nadie queda impasible cuando asiste a su propio asesinato. A nadie se le olvida haber sido cristal en unas manos de diamante.

9.11.05

Y tu que quieres?
Yo quiero...

Agarrarias mi mano si te la tendiera?

Te acuerdas de cómo se dice mi nombre?

Hoy ya casi es mañana.

Los aviones vuelan demasiado deprisa.

7.11.05

Mas al sur no puedo estar, así que miro al horizonte y cuento hacia atrás.
Con alma de pregunta, sin ansia de respuestas.
No sé si te reconoceré cuando llegues, no sé si me verás.
Han pasado tantas vidas...

2.11.05

Yo no juego

Por Coda


Mira, que no te miro por no acordarme de tu carita de niño maltratado, y te dejo que uses máscaras conmigo por no ver tu expresión de placer cuando me arrastro sobre tu cuerpo.
Mira que eres idiota, imaginando que quiero quererte cuando lo que quiero es que te vayas, que te quites de encima, que te mueras, que me olvides.
Mira que pensar que soy sumisa, porque dejo que me ates a la pata de la cama y me alimentes siete días con tus perras fantasías de policía perverso. Lo hago por no escaparme.
Aquí me metí, igual que me metí en estas botas de tacón de aguja, y no voy a salir ahora. Lo que hay del otro lado lo conozco, y puedo jurarte que duele mucho mas que las tiras de cuero que estrellas contra mi espalda cuando dices que he sido mala.

1.11.05

Dos años despues

Apenas nada cambia.

Él es un caramelo, un cuchillo con dos filos, un constructor de palabras que teje sensaciones con sabor a final de madrugada. Es un amanecer desnudo a la orilla del mar, salado, luminoso, sensual.
Describe telas de araña que atrapan tus ojos; cuando miras una vez ya no puedes despegarte sus frases del fondo del alma.
Él es un caminante que a veces anda de puntillas y otras corre tan deprisa que lo ves desaparecer. Es un mago que pinta ases para esconder en su manga, un Ícaro con un ala rota, un niño con patines dorados al que le gusta pescar estrellas escondidas bajo las sábanas. Se oculta y te confunde con su esencia de acertijo sin respuesta, sorprendente como un viento que te espera a la vuelta de una esquina.
Como un arma cargada dispara frases, acuchillando el silencio con el filo de su voz. Como un gato en una cornisa se bebe los días, y siempre quiere más, y siempre mas deprisa, es por eso que a veces se le secan los ojos y el tiempo y la ciudad le amordazan y le atan a la pata de una silla. Luego se libera y vuelve a intentar volar, su mente es una llave que abre las esposas que a días abrazan sus muñecas.
Le gusta naufragar y romper la noche sobre el cuerpo de una mujer desnuda, le gusta ser muy bueno y le gusta ser muy malo. Tiene una espina de lava volcánica, nieve y olas de mar clavada en el alma, y no se la sabe arrancar.
A veces le quiero, y a veces le odio; quizás nunca me regale la luz del día reflejada en sus pupilas, pero siempre siempre me sentaré a escuchar sus palabras de melocotón y galleta; y a preguntarme quién es, porque nunca, nadie, sabe qué lado del calidoscopio hay detrás del siguiente giro, qué puerta esconde el centro del laberinto.
Él es la respuesta a una pregunta cambiante, una deriva, un vuelo de cometa, es insomnio y terremoto, es silencio y gritos desgarrados, es el mismo centro del olvido, es la cola de la onda expansiva de un cometa incendiado.
Él conoce todas las respuestas, pero no quiere saberlo…Le asusta ser feliz, le asusta diluirse como el azúcar lo hace en un bizcocho.
O no... quién puede saberlo.