23.8.05

Y yo pensando en planes, creyendo que podría contar y contártelo. Puede que sea mejor desaparecer, o aprender a restar.
No sé porqué me empeño con eso de las sumas.
Y lo creas o no, agradezco tu esfuerzo, pero nunca quise que te esforzaras, siempre deseé que te saliera de adentro. Supongo que no he podido lograrlo, y cada segundo se va haciendo mas tarde.
Los aviones vuelan tan deprisa que uno no puede alcanzarlos...
Suena una canción de madrugada:
Él estaba cosido a unos ojos azules
Él solo había aprendido un nombre de memoria
Él golpeó mi centro y salió despedido
Él se marchó
Él no se acordó que me había fabricado para su piel
Él no podía verme
Él no podía sentirme
Él me regaló la soledad y se llevó mi aliento en una maleta
Está bien. Nunca firmamos un pacto
Mi alma fue gratis

No hay comentarios: