21.7.05

No espero que nadie lo comprenda. Todo está dicho. No tengo más que dar.

Mientras dure la guerra, mientras todo esté roto, este lugar se cierra.

Gracias a quien pasó por aquí alguna vez.

Estas fueron “las fantásticas aventuras de la niña que quería ser serpiente de mar”


+.+.+.+.+

-CAST-
(En orden alfabético)

Alguien a quien no debo nombrar.

Aquella chica

C

EL

El ángel de la soledad

El ángel del silencio

El boxeador cobarde

El perro

Febe
Vos
Yo

+.+.+.+.+

-Banda sonora-
Artista: Enrique Bunbury

Album: Flamingos

Canción: Contar Contigo

Que no sea todo mentira
O en su defecto no lo parezca
Que no aumente la ceguera
de los que están siempre arriba
Que el pequeño genocida
la palme de una enchilada
Que no haya pasión que no valga
el mal que cien años dura
Que pueda aguantar la cordura
sin caer de rodillas
Que no existan las heridas
que nada las volvamos a abrir
Que pueda contar contigo
como sabes que conmigo siempre
Que no cuente la suerte, no
sólo el destino que nos presentó
Que pese menos el pasado
O se recuerde al menos todo
Que no cambien a su modo
un episodio de historia
y el glaciar de la memoria
en nada,no nos vuelva a fallar
Que pueda contar contigo
como sabes que conmigo siempre
Que no cuente la suerte, no
sólo el destino que nos presentó
Que pueda contar contigo
como sabes que conmigo siempre
Que no cuente la suerte, no
sólo el destino que nos presentó
Que las buenas voluntades
no sean tan diferentes
Que no sigas la corriente
que te lo dicen siempre
Tanta charla, tanta charla
tanto darle al bla, bla, bla
tanto control, tanta precaución
tanto bienestar
en el cuarto de estar
Que pueda contar contigo
como sabes que conmigo siempre
Que no cuente la suerte, no
sólo el destino que nos presentó
Que pueda contar contigo
como sabes que conmigo siempre
Que no cuente la suerte, no
sólo el destino que nos presentó


atencion señoras y señores es un momento altamente emotivo para el boxeo español porque podemos tener un campeón del mundo en la... campeón Perico Fernández, campeón del mundo, campeón del mundo..


+.+.+.+.+

20.7.05

oh mani hare hum oh mani hare hum oh mani hare hum oh mani hare hum
oh mani hare hum oh mani hare hum oh mani hare hum oh mani hare hum
oh mani hare hum oh mani hare hum oh mani hare hum oh mani hare hum

18.7.05

Estoy cansada de mis propios parpados rajados por este agua salada que me inunda cada noche; cansada de un lado de la cama que no puedo cruzar sin engancharme a la ausencia de los pliegues de tu piel.
Estoy llena de este quererte desde lejos, de este tocarte sin poder traspasarte la piel, de este vacío que me fagocita y me escupe.
Estoy agotada de pensar en la solución. Estoy enferma de no poder ser, de no poder estar, de no poder decir, en el momento justo, en el lugar oportuno.
Estoy, pero ya te has ido. Estas pero no soy.
Estoy esperando y empujando, defendiendo, gritando, lanzando bengalas, señales de humo.
Hoy estoy sola. Poco mas que decir. Sola con todo el camino por delante, justo detrás de esa pared.

17.7.05

Hola,
Hoy tenías luz, y eso ha iluminado el cuarto, y el interior de este envase que soy yo a veces. Hoy estabas ahí como siempre y distinto a la vez.
Hoy te conozco desde siempre y comienzo a conocerte.
Hoy es tan diferente que parece igual que otras veces, antes de la lluvia.
Hoy he sido por primera vez.
Y sin embargo, aún a veces me pregunto, si tan solo nosotros lo comprendemos, si solo entre nosotros lo podemos hablar, si sólo así tiene sentido; qué hacemos tan lejos…

13.7.05

A veces las cosas más extrañas pueden salvarme.
Yo me quedo con aquello que me dijiste una noche poco antes de marcharte, y nunca te conté…
Palabras que, como un regalo sorpresa me dejaron entonces sin dormir.

2.7.05

Asumo, o no, mi destino. Con o sin mi sigue su curso al margen de mis deseos, de aquello que me grita el alma. Ahora queda el trabajo de tapar los huecos que has dejado; como si no doliera.
Siempre lo supe, los aviones vuelan demasiado deprisa, a pesar de que en la noche parezcan suspendidos del cielo sin apenas moverse.
Los aeropuertos de noche son asesinos silenciosos, ávidos de lágrimas; ladrones de almas que sin ningún remordimiento te tragan.
Sé que vas a tener suerte; cuando en un sitio algo se rompe, en otro algo se arregla y mi cara de la moneda se ha hecho añicos. Yo, desde este insomnio heredado, solo puedo decirte que te extraño. No te pido que regreses, tan solo de vez en cuando enciénteme la luz.