31.3.05

treintayuno

Esperar a que pase el chaparrón, o cerrar los ojos y soñar que no pasa nada, que todo es un columpio hecho de plumas. Sentarse sobre el tiempo a mirar cómo transcurre, en silencio, sin mas palabras que las justas, sin paréntesis, sin puntos suspensivos.
Recomponer retales, juntar pedacitos diminutos hasta crear la imagen de un recuerdo y respirarlo, masticarlo.
Fabricar un sucedáneo de realidad que aquiete toda la tormenta, rellenar todo de algodón, hablar bajito sin susurrar, no sea que la sangre se encienda.
Imaginar que nada pasa, que todo está en calma, que apenas frío ni calor.


Eso, o jugar. Hoy jugar, porque sí, porque a veces sabemos que el fuego se inventó para destruir la tranquilidad fría del invierno. Jugar y perdernos. Aunque sólo sea por un día.



Ya sabes, perdernos…
Tu quieres?

1 comentario:

baxcajay dijo...

que buan imagen