8.2.05

Soñando...


Mientras duermes te sueño ovillado a un costado de mis horas más oscuras.
Después del último trago, detrás del próximo cigarro, vas a desaparecer.
Antes descansa entre mis muslos, cúbrete con mi piel, déjame atrapar tus pesadillas entre mis dedos, y dibujarte con mi lengua un nombre nuevo.
Luego corre, no me mires a los ojos; no quiero adivinar la verdad.

No hay comentarios: