14.1.05

Supongo que no hay nada que me ate a ti, o para ser mas exactos, no hay nada que te ate a mi. Y yo me mantengo en el intento de atar nudos, que mas parecen estorbarte en tu vuelo, en vez de servirte de punto de agarre.
No me pidas que construya una casa para ti y que riegue las flores por si un día decides volver, si en realidad no quieres este futuro. Porque a veces no sé si eres tú o tu mascara, porque la mayor parte del tiempo no estás y eso ya es bastante complicado.
Sabes de todo el amor que te he dado, sabes de la vida que te he entregado. Conoces mi lado frágil. Por favor no me hagas daño. Lo sabes. Soy yo. La que…
VOS lo sabés, soy yo.
Si quieres me rindo, desisto, pero no me hagas daño.

No hay comentarios: