3.12.04

Sin atreverme a preguntar, paso de puntillas por el recodo de tu sombra y me deslizo sobre el filo de tu cuchillo.
Estoy tejida de preguntas cuya respuesta temo y desconozco.
Me siento provisional, como una estación en medio del camino. No sé si construir, o si es mejor dormir y escapar de los espejos. Me estoy llenando de termitas; minada y apagada, sin saber si soy casa o punto de partida.
Me siento atacada y desolada, vencida, vendida a unas dudas asesinas.

No hay comentarios: