16.10.04

Es tan sencillo quererte.
Es tan sencillo estar contigo que me has poseído las cosas cotidianas, te has adueñado de mis horas, de mis movimientos mas mínimos.
Es tan esencial sentir aunque sea tu sombra acompañando la mía; tan vital sentirte respirar en el silencio de mi cama.
Que no puedo imaginar lo difícil que será cuando no estés; que no puedo imaginar qué vacío, qué frío.

No hay comentarios: