17.10.04

El duerme y yo escucho desde lejos su respiración. Como un canto de sirena, como si esta fuese la última vez...

No hay comentarios: