31.10.04

30.10.04

Me repito que de nada sirve arrepentirse, de nada sirve preguntar mil veces aquello cuya respuesta desconoces.
Camino en círculos.
Son estos golpes en las sienes lo que no me deja dormir, son estas preguntas amarradas a mis muñecas.
Sinsaber
Sinsentido
Sinsol
Sinsaldo

28.10.04

p a s t i l l a s c e l e s t e s

pensando sólo en vos
me siento solo
mi vela se apagó
voy a servirme vino
pastillas celestes
no sé qué escribir
me siento solo
cómo calla el ángel de mi alma
cómo grita la serpiente de mi mente
tus cosas están quietas
siempre solo
me afecta todo un poco
se me acabó el vino
la tormenta que imagino es gris y se lleva todo
pasa por la puerta y te arrastra a vos
me perturbó esta canción
hace dos horas que estoy llorando
voy a llamar

Francisco Bochaton

24.10.04

Tengo un incendio adentro.
Me quema.
Y no parece que me puedas ayudar.
Tengo un incendio adentro, y una soledad invernal en la piel.
No puedo escapar...

23.10.04

Cuando no me quieres a tu lado, la ciudad no es mas que una tumba oscura, un lugar intransitable donde las pesadillas te agarran los tobillos y no te dejan caminar.
Las nubes escupen hielo, las baldosas se hunden a mi paso, las farolas lloran agua de mar, las palabras se vuelan congeladas, las puertas se cierran.
Dormir contigo cuando no quieres saber mi nombre es estar sola diez años.
Y qué puedo darte que no te rompa más.
Qué puedo hacer para no seguir siendo este filo cortante que rehuyes a oscuras…

17.10.04

El duerme y yo escucho desde lejos su respiración. Como un canto de sirena, como si esta fuese la última vez...

16.10.04

Es tan sencillo quererte.
Es tan sencillo estar contigo que me has poseído las cosas cotidianas, te has adueñado de mis horas, de mis movimientos mas mínimos.
Es tan esencial sentir aunque sea tu sombra acompañando la mía; tan vital sentirte respirar en el silencio de mi cama.
Que no puedo imaginar lo difícil que será cuando no estés; que no puedo imaginar qué vacío, qué frío.

14.10.04

Tengo
(pesadilla antes de dormir)

Tengo un valor igual a cero y una soledad en cuarto creciente.
Tengo un muro de hormigón trepando por mi espalda, un agujero negro en el corazón y un millón de puntas de alfiler corriéndome por las muñecas.
Tengo un baúl lleno de cosas que no sirven, tengo la impresión de estar saliendo por la puerta equivocada. Un reloj que dice que es hora de despedirse del hijo que nunca tuve, tengo una daga en el pecho y las uñas llenas de veneno.
Tengo un billete de ida hacia el lado oscuro de las cartas que no escribo. Tengo frío; tengo un sexo vacío y silencioso, tengo un vientre inservible y una cabeza en llamas a punto de consumirse.
Tengo la absoluta convicción de que nadie puede tragar tanto agua de mar sin ahogarse; tengo que esperar a que no estés para decirte adiós, tengo que guardar tu nombre para cuando no quieras decir el mío.
Tengo una cajita de dolor por cada pluma que arranco de tus alas., tengo una bola de cemento amarrada en los tobillos, y traspiés y empujones y patadas que te obligan a caer.
Tengo la impresión de que estoy a punto de rendirme.
Hice lo que pude. No tengo nada mas que pueda servirte.
Tengo la impresión de que voy a dormirme.

12.10.04

Yo no lo sé. Y me digo que no hay problema, que cada cosa está en su sitio. Pero creo en el desorden y no termino de convencerme.
Hablamos.
Él dice que soy buena. No sé si eso será malo.
Hablamos.
Él dice que lo bueno me será devuelto y que los malos pagarán por las maldades.
Yo me callo. Casi siempre me callo. Aunque a veces digo cosas, y ahora le digo que los buenos pierden y los malos se ríen.
A veces le miro y me tiembla el suelo.
Pienso en si haré bien en regalar un mapa de algún lugar a aquella chica. No estoy segura, incluso a veces no quiero regalarle nada. Pero luego recuerdo que él está triste y que yo tengo el corazón roto. Mejor el regalo, quizás pueda arreglar algo, aunque otras cosas se rompan. A veces hay que cerrar los ojos. Lo malo es que también tiemblo con los ojos cerrados.
Se hace de día. El sonríe. O mejor dicho, se hace de día cuando el sonríe. Pero creo que no le da importancia, o que quiere olvidar algunas cosas.
Cuando pienso en aquella chica se me abren agujeros en el suelo.
Cuando él piensa en aquella chica los puentes se caen.
En mi sillón amarillo algunas noches se abre un agujero que está lleno de pensamientos. En mi sillón amarillo las noches pasan a oscuras, de puntillas.
No quiero pensar. Quiero una muñeca de olvido para jugar cuando me encuentre decapitada.
Los aviones vuelan deprisa. Los días a oscuras pasan despacio.
Ahora todo está bien. El futuro lo desconozco.
Aquella chica no sabe mi nombre. Él tiene una cabeza que da vueltas por entre las flores de mi terraza.
Ahora todo está bien.
Quiero dormir. Mejor si puede ser a tu lado. Quiero sentir tu calor, para guardarlo por si llega el frío.

7.10.04

Este blog, como yo, ya es una casa en ruinas.
Malas noticias: No sé construir, solo sé destruir"
Mas malas noticias: Los aviones vuelan demasiado deprisa.

6.10.04

Me miro los bolsillos y encuentro un manojo de besos desperdiciados y un puñado de horas asesinas. Las puntas de los dedos me gritan que les duele sostener por mas tiempo este ovillo de promesas incumplidas, las horas oscuras le dicen a mis ojos los caminos que reclamas. Todo eso que no te he dado.
Te miro y sé cada cosa que te he negado, cada resquicio de tiempo que te arranco a jirones. No dudes, no imagines cegueras. Te veo transparente, como un vidrio que contiene ese agua de mar que te sale por los ojos, que te humedece el alma, que te arrastra en tormentas. Puedo sentir los barrotes de tu jaula apretándote el corazón, puedo sentirlos cuando se me clavan en las entrañas recordándome tu encierro.
Sé lo que sabes, lo que tienes, lo que te falta. Y no tengo armas suficientes. Es un quiero y no puedo, yo contra el mundo, yo contra las pesadillas que acechan en las calles y las plazas de esta ciudad-cárcel.
Poco te puedo dar. Nada te estoy dando. Pero prometo que no haré mas promesas. Prometo adorar tus alas, tus silencios, y ser lo que tu quieras que sea. Y seré tu escudo, tu colchón, tu coraza. Si tu quieres seré eso que soy cada día, un apéndice rebelde de tu vida, el filo asesino de tu navaja.
Ya no me quedan palabras para ti, solo me quedan brazos, y besos, y caricias borradoras. Para cuando los quieras, mientras los quieras.
Y el día que decidas irte me volaré convertida en polvo; mientras, acero que amortigüe los golpes de tus días, fiel a ti y a cada paso de tus botas.
Tras dos meses, debes saber que cuentas conmigo, debes saber que fui hecha para salir de tu costado. Debes saber que soy yo, esa que te ama con uñas y dientes.

1.10.04

POR FAVOR. NO MOLESTAR.
No dudo de mis dudas. Dudo de mi cordura...
...y tengo una pistola cargada de silencios.