17.9.04

Hoy di a luz un feto asesino, un gusano de truenos que quiso devorarnos las entrañas.
Y tendremos que aprender a asesinarlo en vez de alimentarlo con silencios.
Habrá que asesinarlo.
Aunque sea sangre de nuestra sangre envenenada.

No hay comentarios: