31.8.04

No podía dormir. Así que pensé en gritar, atrapada por un beso que chupaba vainas de amargura...

No hay comentarios: