31.7.04

Puede que por unos días este sea un lugar habitado por el silencio, pero ya no me valen las palabras.
Adentro es una cajita de viento y relampagos que me hacen saltar, que me mantienen viva, expectante, sobresaltada. Mi corazón es un coche de carreras.
Afuera, la vida explota y se abre. Hay infinitas novedades.
.
Mis puertas se han abierto, te espero, entra y cierra tras de tí. Habítame...


No hay comentarios: