22.6.04

No va a ser fácil, pero espero que no sea imposible.
Nunca he sabido decir adios, ésta era mi primera vez.
No sé a tí. A mí me dolió. Después logré mirarme en el espejo sin sentir que había un fantasma soltando su aliento helado en mi nuca.
No mereces que no te crea. mereces olvidarme, como yo merezco olvidar.

No hay comentarios: