30.6.04

Primero me acaricias con esa voz nueva de día recién estrenado; después descubro tus manos.
Después.
Tu dices.
Yo digo.
Y al final un silencio de susurros y respiraciones que me queman el corazón.
No se si alimentar esta sed u olvidar las cosas que te dije y prometí no decirte. La culpa es mia, no debería hablarte estando a oscuras y con la piel erizada.
Tengo un poquito de miedo. Se me pasaría si me abrazaras, pero no; hoy tampoco.

29.6.04

Era esa manera de dejar que se deslizara como un susurro por tu lengua, suspendido por una décima de segundo en el aire, antes de estallar contra mi oído.
Era esa manera de decir "VOS", que cualquiera hubiese creído que decías "terremoto".
C me escribe:
- "Cuando una persona acepta no ser amada, termina transformándose en alguien imposible de amar"

28.6.04

81


Algunos días haces que me entren ganas de volar, pero aún no quiero hacerlo, y la cabeza me da vueltas y vueltas...

27.6.04

Despacio voy, sin quemar camino, sin esperar resultados.
Te pediría que pararas el reloj, que no consumas mi piel si no sabes de su sabor. Mi cigarro te espera paciente para prenderse en la noche cerca de tu boca.
Despacio.
Nos queda tiempo. No podemos morir de espera, pero acelerar el tiempo podría matarnos.

24.6.04

85


RUMBO ERRADO

Tenía claro que llevaba el rumbo errado y no supe distinguir proa de popa,
babor de estribor, temía que sin tus ojos era un barco sin motor.
Y aunque aún sostenía el timón todos veían que se hundía menos yo.
Una vez más escribí una bonita canción de amor
Salió más que eso, pero igual salió sin vos
creo que me hace falta agregarle algo a la grapa, me quema la garganta,
pero no se compara al fuego fatuo que me quema el corazón.
No me acuerdo si no me amás, no te amo o no nos amamos
o si perdí tu sonrisa por cinco o seis bolivianos
si estuve demasiado tiempo llegando o yendo, si soy bueno, malo, loco, peligroso.
Puede que esté un poco triste y a veces sea todo eso, no creo, en vos creo
pero creo que no vas a volver, que no vas a volver...
(A.Calamaro)

22.6.04

No va a ser fácil, pero espero que no sea imposible.
Nunca he sabido decir adios, ésta era mi primera vez.
No sé a tí. A mí me dolió. Después logré mirarme en el espejo sin sentir que había un fantasma soltando su aliento helado en mi nuca.
No mereces que no te crea. mereces olvidarme, como yo merezco olvidar.

20.6.04

Acabo de decidirme por apostar a la carta mas alta. Voy a apostar por unos labios y por un proyecto de mi misma.
No tengo nada que perder, todo por ganar, aunque sea un nuevo fracaso que me golpee y me despierte, aunque sea el cielo.
Lo que venga será bueno por muy malo que sea.
Voy a apostar. Hoy juego, voy, veo y doblo la apuesta que la vida me pone sobre el tapete.
La suerte no te toca a la puerta, o la ganas o te la consigues cazándola a lazo. O al menos eso es lo que decía mi almohada esta mañana.
89


Y de momento seguimos descontando...

19.6.04

Estuve contigo cuando apenas sabías pronunciar mi nombre.
Ahora las noches han aprendido a hablar entre silencios, y yo ando escondiéndome entre escombros, entre restos de pieles, de sábanas arrugadas, de horas prestadas.
Y la ciudad se me traba enredada a los tobillos de mi pantalón cansado.
Trátame bien, o como poco olvídame sin que llegue a darme cuenta.

17.6.04

Hoy el cielo trajo lluvia de cristales rotos. Y yo sola, rota, silenciada, sin saber qué creer y de qué dudar, sin saber ni mi nombre.

Te diría que no sabría olvidarte pero voy a intentarlo.
Te diría que no hay salvación, y que la semilla de la duda es difícil de arrancar cuando ya ha germinado.
Te diría que hay algo que me duele y algo roto que no puede recomponerse.
Te diría que te querría, pero que siempre termina por hacérseme tarde.
Te diría que si no estabas allí habría cosas que no podrías haber visto, pero tus ojos las vieron; que si no estás cerca del buzón no puedes recoger la carta, pero tú la leíste, y ya no quiero mas porqués.
Te diría que me digas cosas lindas como gomas de borrar memoria.
Pero no te diré nada. Tal cual tu me enseñaste a hacer.
Un beso mi amor.
Que tengas buena vida.
La fisonomía de la ciudad se transforma cuando la miro a través de tus ojos. Los momentos se reconstruyen de acuerdo a los caprichos del recuerdo y el estado de ánimo.
Nada es lo mismo a pesar de no ser diferente.
La cartografía de mi cuerpo varía, de acuerdo a las manos que la recorran. Me siento moldeable, interpretada por diferentes ojos, por diferentes cuerpos paralelos al mío.
Y ya nada parece real. Todo es tan relativo.

Qué pasó anoche?

16.6.04

Si no me dolieras tanto, si tu presencia no tejiera el miedo, si tan sólo me quisieras yo quemaría las fronteras que suman nuestras distancias.
Si para beber de ti tan sólo fuera necesaria esta sed.
Entonces no estaría pensando borrarme.
Porque me dueles, porque tanto te amo que nada me basta.
Necesito aprender a estar sin tí.


El Cazador de imágenes lo sabe. Estoy comenzando a subir la escalera, después caer...
Linda caida, Febe.

15.6.04

Aún no comprendo por qué no gana la batalla este jamás que se instaló hace tiempo entre nosotros. Por qué, si soy nada en tus minutos cotidianos, si apenas existes diluido en mis horas, aún persiste este querer aunque no pueda.
Acaricia mi piel con tu respiración, abrázame, dame un buenas noches de caramelo, despiértame a media noche y regálame tu risa y tus palabras prohibidas, dame un beso que parezca el primero.
Tengo miedo de olvidarte, no parezco tuya, no pareces el mismo. Mi cuerpo aún sabe de tu nombre y hay días que me lo repite, como una ventana que se abre empujada por el viento.

después me arrepiento. Siempre que no estás me arrepiento.

14.6.04

Has escuchado los perros aullarle a la luna en el filo candente de tu cigarro; has libado agua de deshielo chorreando por mi cuello; has asomado a la luna a tu ventana hasta quemarla con la llama de una vela y hacerla arder transformada en sol de madrugada.
Dime.
Qué harás ahora?
94

10.6.04

Entre mis sábanas.
Yo era azúcar, disolviéndome en el liquido cálido de tus palabras. Chocolate, plumas, caricias.
DESEO.
Esta noche el ánimo se me vino abajo, como un castillo de naipes, como todo lo demas...

No va a poder ser, no se va a dar. Me lo decian tus ojos tristes. Todo me lo anda gritando.

No voy a hacerme ilusiones.

9.6.04

Hoy te extraño, te extraño en cada cosa que sucede, en cada palabra de la conversación. Hay un te extraño enredado entre las notas de las canciones que escucho.
Te extraño tal cual no eres, extraño el modo en que no soy contigo, el modo en que me gustaría ser entre tus manos.
Extraño todo aquello que no será, todo lo que no seré. Porque sé que sólo tu podrías rodearme con tus bazos y calmar estas tormentas, porque quisiera quedarme dormida a tu lado y acariciar tu nombre con mi lengua.
Porque no estás, porque no vienes. Te extraño.
Hoy quisiera decirte tantas cosas prohibidas...

7.6.04

6.6.04

EL MUNDO AL REVÉS

Hablando con S del modo mas difícil que imaginemos a pesar de lo cerca que estamos.
Hablando con Hu, retrocediendo 11 meses en el tiempo y marcando 13.000 km de distancia.
Esperando a M y su vuelo, sin esperar nada.
Contando dos años desde que fuí al lugar del que no volví y al que no volvería nunca, donde dejé las manos mas hermosas del mundo.
Mirándome en el espejo y aparentando ser otra mas linda, incluso mas alta. Descontando sábados de humo y danzas.

Me pregunto qué parte es la que no comprendo, y me respondo que todas.
Hay alguna pieza que he debido olvidar, y por eso es que todo funciona al revés. Y es por eso que nadie dice justo lo que deseo escuchar, y es por eso que de noche no me salen las cuentas bajo las sabanas y por la mañana hay menos tazas de café en la cocina. Y mas tormentas en mi cabeza.

5.6.04

Era irreal. Tu parecías tú, y yo parecía nadie o alguien diferente.
Y mientras tus palabras y tus silencios se me iban enredando en las piernas y los brazos, y las nubes iban y venían en una extraña danza de luces y sombras.
Prendí un cigarrillo, por instinto, para ayudarme a tragar todas las palabras que pretendo no decirte nunca; y mi ángel del miedo acariciando mi perfil, dibujando huidas con tiza sobre mi sombra proyectada.
Contigo me siento un columpio ciego, un viaje de ida y vuelta, un lugar de paso.
Contigo no vale el olvido, tu nombre me da sed, y me urge el recuerdo como una frágil protección. Tu sabes cómo romperme, y a veces logras arreglarme con tu voz balsámica, remedio contra el dolor que me da tu corazón.
Tan solo tú y yo sabemos tejer a la perfección la palabra NUNCA con nuestros jirones de un siempre desgastado.

1.6.04

Viviendo sola la mayoría de las veces no pasa nada, incluso es algo bueno.
Otras veces se hace difícil por culpa de las cosas grandes, los agujeros peligrosos, las noches de insomnio, las ganas de besar.
Y algunos días, la diferencia la hacen las cosas chiquitas, como tener que pelear con un bicho al que no logré matar y que no me dejará dormir pensando que volverá a por mí.
¿Quién me mata los bichos?
¿Te vienes a jugar conmigo esta noche para burlar al miedo?