22.5.04

Tú eres el dolor, la misma raiz, la misma semilla. Eres mi confusión, la herida que me sangra, el aire irrespirable que me ahoga, el deseo asesino que anuda mis muñecas, el mismo material de mis lágrimas, el perro de presa que corre detrás de mi olvido.
Saber de ti duele, duele desear tener noticias tuyas, duele tu silencio.
Tú eres el dolor, el silencio que queda despues de una explosión que deja todo desolado.
Tú eres el dolor. Imposible olvidarte. Imposible no temerte.

No hay comentarios: