13.5.04

Ella llega y sube el volumen del televisor, puedo escucharlo desde aquí; y pienso si ese sonido podrá llenar algún vacío o hacer alguna compañía. A mi no me resulta.
Mis vacíos andan vaciándose por todos los rincones, rellenando sombras que dejo tiradas por el suelo. Mis huecos a ratos son profundos y no sé como disimularlos.
Es entonces cuando pienso en ti, cuando pienso en él, cuando me olvido de mí. Y salgo a la calle para no pensar en los huecos, para derramar vacíos sobre las baldosas que se tambalean bajo el tacón de mi bota. Arrastrando mi sombra por el asfalto intento no recordar todas estas cosas que te contaría, todo este frío, toda esta ausencia.

No hay comentarios: