9.2.04

Seis de la mañana. Me asomo a la oscuridad que hay mas allá de mi ventana y miro las farolas tiritar de frío un poco más abajo. Poco a poco la niebla se me va agarrando en el pelo. Enciendo la mañana y salgo a la calle, a fabricar otro día, cubierta de humedad.
Hoy me siento hecha de musgo.

No hay comentarios: