1.2.04

Proyectada

Cierro los ojos y me acerco despacio a ti; sin distancia beso tu frente, caricia de mis labios sobre tu pensamiento. Después bajo hasta tu boca con la mía entreabierta, detengo un par de segundos enganchados en el hueco entre nuestras bocas; no voy a besarte, por el contrario me disgrego, deshecha en diminutos pedazos, me esparzo sobre las sábanas, diluida en nuestro deseo-veneno.
Me recompongo y así, desnuda, me lanzo a la calle, a llenarme la piel de asfalto, de carreteras secundarias, de lugares desconocidos. Huyendo de mi interior. Tratando de borrar mi pasado y mi presente. Tratando de ser el mismo germen del que nace una pregunta. Reinventada. Diferente. Ajena. Nonata.

No hay comentarios: