24.11.03

Post políticamente incorrecto



Yo fumo, no sé si ya lo había dicho antes. El caso es que, bueno, soy culpable de uno de los delitos mas perseguidos últimamente por la sociedad.
Mi madre fumaba hace mucho tiempo y yo no, después yo fumaba y ella no, luego fumábamos las dos y ella me daba cigarros, y parecía que nos llevábamos bien. Mi padre siempre ha fumado; da igual la foto que mires, él siempre fumaba. Ahora mi madre no fuma otra vez, así que es mi padre quien me da cigarros, y da la impresión de que nos llevamos bien.
Dicho así podría parecer que sólo me llevo bien con la gente que me da cigarros, pero no es así, porque la mayor parte del tiempo me llevo bien con mi madre, mi hermana y mi abuela, y ninguna de ellas fuma. Pero es diferente. Fumar con alguien es considerablemente mas entretenido que no fumar con nadie, porque parece que ese simple hecho ya te da una excusa para charlar un rato; y no para que cada uno diga lo que se le pasa por la cabeza de modo inconexo, que por otro lado es lo que suelen hacer las familias.
El caso es que mi padre y yo nos dedicamos a cometer el pecado de fumar juntos y armar más humareda que nadie durante algunos minutos al día. Y nos parece bien eso de ser una especie de fugitivos que no corren.
El alcohol también es legal, pero no está tan perseguido como el tabaco. Puede que dentro de poco salgan en los periódicos las fotos de los diez fumadores mas empedernidos del mundo con la frase SE BUSCA debajo, y puede que allí esté mi padre, y mientras alguien seguirá bebiendo mucho, pero nadie se preocupará.
No lo sé. Yo fumo, ya lo he dicho, y también he dicho que hay gente que bebe mucho; pero al resto de la sociedad no-humeante le parece rematadamente mal lo mío, incluso le gustaría echarme de algunos sitios. Pero el caso es que cuando termino un paquete no golpeo a mi hermana, ni se me ocurre cargarme el coche contra otro coche; y a mi padre y a mí se nos entiende perfectamente cuando hablamos.

(Del libro "Cuaderno de Ondine" de Febe)

No hay comentarios: