20.11.03

Lo confieso

Mañana veré a S. Hace ya mucho que no veo a S.
Desde que me mostró su rabia todo se rompió. A S ya no le gusta ver como pasan las horas en mi reloj. Pero mañana le veré, a pesar de todo, por culpa de esta sensación de que le echo de menos.
Hará un mes que le ví­ por última vez, entonces ya estaba todo hecho añicos, y la noche resultó una extraña noche de borrachera en la que no me atreví­ a desatar ningún nudo por miedo a S.
Nunca antes me habí­a dado miedo S. Ahora no se si ya no le quiero o si se me olvidó cómo se decí­a su nombre con ganas.
Mientras llega mañana me muerdo las uñas. Mientras, me siento un poco asustada. S era un ángel, ahora no sé qué es, parece un amnésico que recuerda demasiadas cosas.

No hay comentarios: