26.11.03

Ciudades

Tengo sensación de inmovilidad, es como si estuviese atada al suelo y amordazada. Solo puedo mirar cosas que se acercan y cosas que se alejan sin intervenir en ninguna.
Igual me sucede con las ciudades; parece que son las ciudades las que van y vienen, más que habitar yo las ciudades, las ciudades me poseen durante un tiempo; después me olvidan.
La ciudad de San Salvador, con su belleza deslumbrante me tragó. Literalmente. Me hizo suya de un modo obsceno y posesivo; después me ha ido olvidando de tal modo que ya solo puedo ser extranjera en sus calles.
Otras ciudades me han tenido durante un tiempo y de vez en cuando me retoman, unas con mas intensidad que otras. Ahora se acerca Madrid, la veo dibujarse despacio en mi horizonte a medida que los días se consumen. Me pregunto qué va a darme y qué a quitarme esta vez.

No hay comentarios: