12.10.03

Partido de dobles: De distancias y puentes.

Y de vez en cuando ellos lo intentan... Ella lanzó las primeras palabras y él respondió.

Te querría.

No siempre es suficiente arder, sentirse herido por el arma de una voz.
Nunca es demasiado desear como flores que chorrean polen, vida.
No sirve de mucho que mis manos te llamen, que en mi espalda descanse tu nombre, que mi tatuaje grite la ausencia de tu calor.
Te querría. Te querría aquí y ahora.
Como un desierto en llamas, como volcanes escupiendo lava en la noche. Espero tu deriva y tu naufragio con la piel hecha de arena.
Pero hoy, hoy no basta con cubrirme con palabras. Hoy te querría. Te querría a mi lado.

(Febe)

Puentes.

Puentes...
insulto procaz a las distancias.

Puentes...
unido de melodías despegadas de tu espectro movedizo, brillante y fugaz.

Puentes...
que me dejan inquieto y ávido del hecho concreto de tu voz.

Puentes...
que destruyen el silencio y el rencoroso efecto de sentirme incierto.

Puentes...
que propicias desde enfrente a cada poesía, a cada canción.

(Marcelo Neyra)

No hay comentarios: