28.10.03

Dicen

Dicen que el paso del tiempo tiene un efecto sedante; que es como el mar limando las aristas de las rocas.
Que el tiempo todo lo cura y amaina las tormentas.
Asomada al silencio, mirando mas allá del interior de mis pupilas puedo ver un grito agarrado a la garganta, y tormentas, tornados, furia, fuego.
Siento un animal agazapado y el rescoldo de una revolución, la semilla de una guerra, el aullido de un beso, el latido de una semilla dispuesta a germinar.
También dicen que un cubo de hielo no apaga una lengua de lava.
Sigo en llamas, en carne viva, a flor de miedo, en el ojo de la tormenta.
Trato de olvidar, pero siempre, irremediablemente, se me hace tarde.

¿Quién dijo que todo está perdido?

No hay comentarios: