9.10.03

De momento

De momento las farolas persisten en su insomnio.
De momento la arena cede bailando sutil bajo la caricia del viento.
De momento los pájaros abren sus brazos en cruz y se deslizan tocando las nubes.
De momento el asfalto nos mantiene sujetos a tierra firme como un imán que no hace distinción entre personas, perros o autobuses.
De momento las horas desfilan ordenadas al compás de la maquinaria del reloj.
De momento la rutina, tan parecida al sueño obligatorio de la muerte.
Hasta que llegues tu, y no otro. Y todo funcione al revés, los días sean sorpresas robadas al reloj que tendrá un compás diferente a cada rato. Y yo sepa que eres tú porque entre todas las frases que se dicen en un día, sabrás pronunciar exactamente esa que esperan mis oídos; y al acercar nuestros abrigos para saludarnos nos sentiremos desnudos y encendidos.

Me pregunto quién serás...

No hay comentarios: