19.10.03

Contradicciones

Tu levantas la vista y el sol ciega tus pupilas. Mientras, yo enciendo velas al amparo de la luna.
A veces nuestras palabras son absurdas como peces arrastrándose entre la maleza. A veces tu dices cielo y yo no sé qué comprender.
Todo y nada está prohibido entre nosotros. Todo y nada tiene sentido. Y lo sabemos, los dos lo sabemos.


No hay comentarios: