24.8.03

Partido de dobles

Cinco horas de diferencia, madrugada, unas velas encendidas, y el océano como testigo en un partido de dobles entre dos locos que se lanzan palabras.

Fulgor

Quiebra tu dulce suspiro.
Me alejo de la puerta para no ver el sol,
me has mostrado tu luz
y con eso basta.

Escupe!
las espuelas que rasguñan a tus palabras,
después frótate en mí.
Hazlo sin prisa y sin cuidado,
al menos por esta vez,
tómame!

Dibuja tus acertijos en mi pecho
que no hay tiempos ni distancias.
Que tu boca exhale ese murmullo desertor
que ya es grito!
Que el mundo
parpadea y se desorienta,
que la cordura es un invento represor.

Canta un vez más
esa poesía que está por venir.
Encandila a esos seres que se disfrazan de poetas
y se ocultan detrás de sus redes mórbidas de palabras.

Dame de tu saliva,
dame de esa agua que enjuaga mi alma,
es hora de abrasar la llama
que nadie se atreve a encender.

(Marcelo Neyra)


Inventemos el fuego

Olvida la ciudad
Y las palabras
Entra sin llamar
Bórrame el carmín
Lame mi lengua
Desnúdame
Desnudo
Quítame hasta la piel
No pronuncies tu nombre
Escríbelo en mi espalda
Arráncame gemidos
Inventemos el fuego
Por instinto
Sin mas intención
Que ser mecha
Y arder
Hasta consumirnos

(Febe)

No hay comentarios: