12.7.03

Estrella fugaz

En el amor ardí despedida en dirección al cielo; me prendí en llamas en los momentos en que chocaban nuestros cuerpos, en la danza del sexo, quemando mis entrañas. El desamor fue una cruel carera consumida por el fuego del intenso dolor y la desolación.
Cuando llegue el momento del frio, cuando la pasión no habite cada rincón de mi alma y de mi cuerpo, caeré herida y apagada. Me extinguiré.
Siempre tuve vocación de estrella fugaz.

No hay comentarios: